Junta de Castilla y Leon
Junta de Castilla y Leon

Iluminación por escenas

Iluminación por escenas

Con la adaptación que los tiempos imponen, la nueva iluminación con la que se han dotado a las iglesias pretende subrayar su papel de icono y sus características monumentales, destacando además aspectos singulares de cada templo.

 

En la iglesia de los Santos Justo y Pastor, primera intervención de las desarrolladas dentro del Plan 'Románico Norte', la instalación de iluminación ornamental hubo de enfrentarse a distintos problemas, inherentes a las propias características constructivas del templo.

Se trata ésta de una edificación rupestre, excavada en un macizo de roca arenisca, pero en la que sus autores siguieron en todo momento la tipología habitual de una iglesia románica. Por esta razón se hacía del todo imposible la ejecución de rozas en las naves para instalar focos dirigidos. Por otro lado, la acometida presente en el templo no permitía la instalación de focos potentes.

La solución buscada para superar estas dos dificultades fue, por un lado y debido a la escasa potencia disponible, recurrir a una iluminación de bajo consumo a base de fluorescencia.

Por otro lado, debido a la imposibilidad de ejecutar rozas, se pensó en una instalación que discurriera a través del enlosado de la nave.

Estas decisiones inspiraron la creación de luminarias que, simulando ser hachones de cera, surgen desde el solado en distintos puntos de la iglesia. Estas luminarias, de nuevo diseño y ejecutadas en alabastro, logran a su vez integrarse perfectamente en un espacio de estas características y, gracias al material en que están realizadas, permiten filtrar y tamizar la fría luz producida por el fluorescente, creando por el contrario un ambiente cálido y de recogimiento.

 

En Santa María la Real de Cillamayor la iluminación atiende al entorno de la necrópolis que rodea al templo por el norte y a la liberada portada del mismo costado.

Junto a los enterramientos se han situado paneles informativos, también iluminados, que proporcionan de forma sintética explicaciones sobre el carácter de las inhumaciones. Dentro de estos paneles se han instalado LED's, que permiten una iluminación puntual a baja potencia y por tanto con muy bajo consumo.

Para resaltar otros elementos de la intervención se ha optado por líneas de luz oculta, por ejemplo, a lo largo de la escalera o en los restos del muro, o bien por haces de luz puntual que inciden sobre los elementos arquitectónicos y arqueológicos más representativos.

Por otro lado, se ha prestado una atención muy especial al hallazgo de la imponente portada románica del muro norte, que motivó toda la intervención arqueológica y la remodelación del entorno. Para su puesta en valor fue instalada una pantalla de alabastro que, en las horas nocturnas, es retroiluminada, consiguiéndose gracias a la matizada luz que desprende, un espectacular efecto escenográfico.

 

 

Para la parroquia de Santiago Apóstol de Cezura, que carecía de luz eléctrica, el Plan ha ido un paso más allá. Exteriormente se ha optado por luces puntuales, que inciden con potencia en la recuperada ventana y en la línea de canes de la cornisa de la cabecera, así como en el bello atrio renacentista y la torre, teatralizando la aproximación nocturna al templo. Al interior, ha sido instalado un novedoso sistema robotizado de secuencia de luces, que permite un amplio control de la iluminación mediante cuatro escenarios programables que se fijan de un modo sencillo ajustando el nivel de iluminación de cada uno de los puntos de luz o grupo de luces.

En su actual configuración, el primero de los ambientes es el óptimo para el primordial uso litúrgico, proporcionando un máximo de visibilidad. De los otros tres, uno destaca los vestigios románicos del edificio, y los otros dos subrayan elementos puntuales de la fábrica y su decoración, con la introducción del elemento sorpresa, como la ambigüedad creada en torno al fragmento de canecillo ubicado en la nave norte, que insinúa formas figurativas donde sólo hay, en realidad, un maltrecho y mutilado resto de una hoja que alberga una poma.

El sencillo manejo de la secuencia de luces permite un control total sobre la misma, pudiéndose destacar los elementos oportunos con la ayuda de un mando a distancia, medio que facilita la visita turística y permite disfrutar de perspectivas inéditas del edificio.

 

En la iglesia de San Pedro en Albacastro la propuesta de actuación se centró en dotar a la iglesia  de una iluminación que reforzara la idea de elemento en si misma. Una iluminación continua, sin fuertes cambios de luz y sombras que enturbien esa visión en conjunto del monumento. Pero al mismo tiempo iluminar sutilmente aquellos puntos singulares de la iglesia que la dotan de un carácter especial. 

Exteriormente se ha llevado a cabo  una iluminación que realza los elementos más característicos de la iglesia. En el alzado norte, donde se encuentra la portada de acceso a la iglesia, con la iluminación del conjunto volumétrico que comprenden las arquivoltas y el volumen superior de la portada.

En el alzado este con un foco para la iluminación de la ventana asaeteada.

Interiormente también se ha propuesto una iluminación serena y homogénea, pero poniendo en valor elementos puntuales tales como ventanas, columnas y arranques de bóvedas. La nave central y el artesonado

2.wmv