Junta de Castilla y Leon
Junta de Castilla y Leon


La ermita rupestre de Olleros recupera su esplendor

FOTOEntablado de la ripia del pórtico.

Entablado de la ripia del pórtico.

© Fundación Santa María la Real - CER

Las obras de restauración se encuentran muy avanzadas

FOTOProceso de decapado de la puerta del templo.

Proceso de decapado de la puerta del templo.

© Fundación Santa María la Real - CER

La iglesia rupestre de los santos Justo y Pastor en Olleros de Pisuerga (Palencia) vuelve poco a poco a brillar gracias a la restauración que está teniendo lugar dentro del plan 'Románico Norte'. Las obras en el edificio comenzaron con el desmontaje del pórtico, ya que se encontraba en mal estado de conservación debido a las condiciones climáticas y otros factores negativos que provocaban que las aguas cayeran en el apoyo de una de las vigas, causando humedades que afectaban a la estabilidad de la estructura. A su vez, en la zona bajo la columna, el empuje causado por el mal apoyo de la viga provocaba un corte, manifestado en el desplome de la columna y en la aparición de importantes grietas. Una vez remplazadas las vigas en mal estado se ha procedido a reponer la estructura y la cobertura de teja, manteniendo todos los elementos originales que se encuentran en buen estado de conservación. También se está restaurando la puerta principal de acceso a la iglesia y realizándose otras acciones de rehabilitación: tratamiento de la madera, limpieza, barnizado, restauración del solado etc. En el interior de la iglesia han comenzado los trabajos de restauración del coro, conservando la estructura original y sustituyendo las piezas que se encuentran en mal estado. Igualmente se está procediendo a la eliminación de grietas en algunas de las bóvedas. A su vez en la sacristía se ha demolido un tabique interior, para permitir la lectura completa de la sala, que podría tener un origen prerrománico.


Del mismo modo sigue adelante la restauración de los bienes muebles de la iglesia, que comenzó a principios del mes de septiembre, cuyos resultados están siendo espectaculares. Restaurar significa en ocasiones redescubrir lo que durante años ha permanecido oculto, en este sentido los trabajos de restauración han traído consigo gratas sorpresas, como la aparición de varias pinturas murales de diferente datación que permanecían ocultas en el interior de la iglesia, y que han sido sacadas a la luz por el equipo de restauración de la Fundación Santa María la Real. Pinturas murales en el <acronym title='parte de la iglesia situada en la cabecera'>ábside</acronym>, ocultas hasta ahora por el retablo.Estas pinturas seguramente "fueron realizadas para ennoblecer el templo, vistiendo de color las paredes de roca desnuda, que ofrecían un aspecto demasiado rústico para lo que debería ser el edificio más emblemático de la comunidad' explica el historiador Jaime Nuño.
Los restos de pintura mural más antiguos aparecen tras el retablo. Representan un despiece de sillares, muy frecuente en época gótica. Sobre la puerta de la sacristía se ha encontrado, en buen estado de conservación, una cruz rojiza rodeada de adornos florales (posiblemente azucenas, emblema de la Virgen). Aunque es díficil establecer la datación, podemos delimitarlas entre los siglos XVII y XVIII. Por último, junto a la capilla de la pila bautismal se han descubierto retazos de un mural, fechable a finales del XVIII, en el que se distinguen un sol, una luna y nubes, signos asociados a la figura de la Crucifixión.

Más información en la web:
- Olleros de Pisuerga - Santos Justo y Pastor

« Aparecen varias pinturas murales en la ermita rupestre de Olleros de Pisuerga La Junta invierte 215.000€ en el patrimonio Palentino »