Junta de Castilla y Leon
Junta de Castilla y Leon


Recuperando el esplendor medieval de la Merindad.

Diario Palentino (Marta Redondo)

La ermita rupestre de Olleros y los bienes muebles de San Cebrián de Mudá son los primeros beneficiados del Plan del Románico • Cillamayor y Gama son las siguientes

El silencio sepulcral y la oscuridad hasta hace poco eran unas de las características de la mayoría de los templos de la antigua Merindad de Campoo, que comprende la Montaña Palentina, el sur de Cantabria y la zona noroeste de Burgos.

Sin embargo, desde hace unos meses y gracias al Plan de Intervención del Románico Norte, una iniciativa financiada por la Junta y llevada a cabo por la Fundación Santa María la Real que además ha contado con la colaboración de los Obispados, hace que los templos románicos de nuestra comarca se hayan llenado otra vez de brillo, luz y ruido, mucho ruido que es sinónimo de vida y renacimiento.

Dos testigos de ese esplendor medieval recuperado han sido la ermita rupestre de Olleros de Pisuerga y los bienes muebles de la iglesia de San Cebrián de Mudá, intervenciones que ya han finalizado y que han dado gratas sorpresas como el descubrimiento de pinturas murales.

El proceso de restauración de los bienes muebles del templo de San Cornelio y San Cipriano de San Cebrián de Mudá ha consistido en la rehabilitación de dos pequeños retablos de tipo clasicista, tallados en madera de pino, además de la intervención en varias imágenes que ya han sido devueltas al templo. También se han recuperado y documentado las pinturas de los muros, al igual que se hizo en Olleros, lo que ha permitido descubrir la imagen de un San Cristóbal, cuya autoría aún está por determinar.

Hace unos meses la consejera de Cultura, Silvia Clemente, visitó los primeros trabajos del Plan del Románico Norte que se iniciaban en el eremitorio de Olleros de Pisuerga.

Recientemente comenzó la restauración de los bienes muebles de la iglesia de San Andrés de Gama. En concreto, la actuación se centra en la restauración del Retablo Mayor, una pieza de madera de pino policromada y dorada, datada en el siglo XVIII y de estilo Barroco. Del mismo modo, se está desarrollando otra intervención en la iglesia de Cillamayor, otra de las joyas románicas que salen de un largo y profundo letargo.

Enlace web http://www.diariopalentino.es/articulohemeroteca.cfm?id=275315&buscar=

« El templo de Rebolledo de la Torre será restaurado gracias al Plan de Intervención 'Románico Norte'. Concluye la restauración de los bienes muebles de San Cebrián de Mudá. »