Junta de Castilla y Leon
Junta de Castilla y Leon


PROTOHISTORIA: LOS CÁNTABROS

FOTO

© Fundación Santa María la Real

Con el paso del tiempo, hacia el año 1000 a. C. comienzan a documentarse los primeros asentamientos de pobladores estables que integrarán el pueblo de los Cántabros, quiénes dominarían un territorio que en la actualidad corresponde a toda la provincia de Santander, parte norte de la palentina y burgalesa, y la oriental de León y Asturias.

A su vez los cántabros estaban divididos en etnias, interesándonos  los Blendios y los Vellicos, cuyos dominios coinciden con la futura Merindad de Aguilar de Campoo.

Los Vellicos se establecerían en torno la cuenca del río Pisuerga en los alrededores de Aguilar de Campoo. Su capital sería Vellica, ubicación desconocida en la actualidad. A su vez los Blendios se establecieron en torno al nacimiento del río Ebro. Las poblaciones se organizan en castros, auténticas ciudades en alto, situadas en sitios estratégicos, con un fin claro de defensa.

Entre lo que conocemos de sus costumbres, era característica la realización de rituales y celebraciones, generalmente vinculadas al solsticio de invierno, que de manera sutil han persistido en el folclore de varias poblaciones de la Merindad (zamarrones).

Texto: César del Valle

Adaptación: Víctor Álvarez

« PREHISTORIA DEL TERRITORIO LAS GUERRAS CÁNTABRAS »