Junta de Castilla y Leon
Junta de Castilla y Leon


Románico Norte recibe el máximo galardón de la Unión Europea en el ámbito del Patrimonio

FOTO

La consejera de Cultura y Turismo, Alicia García, y el director de la Fundación Santa María La Real del Patrimonio Histórico de Castilla y León, Juan Carlos Prieto, recibían de manos de Su Majestad la Reina Doña Sofía el Premio Unión Europea de Patrimonio Cultura/Premio Europa Nostra al Plan Románico Norte, el máximo galardón que se concede a nivel europeo en conservación del patrimonio.

 

 

El Plan Románico Norte, promovido y financiado por la Junta de Castilla y León y gestionado por la Fundación Santa María La Real del Patrimonio Histórico cuenta además con la colaboración de la las diócesis de Burgos y de Palencia. A través de este proyecto se han restaurado 54 iglesias románicas, lo que ha supuesto una inversión superior a los ocho millones de euros. Se trata de un proyecto pionero, paradigma de la gestión del patrimonio, impulsor de una apuesta constante por la innovación y ejemplo del patrimonio como activo económico y de desarrollo para los territorios.

El jurado del Premio consideró para otorgar este galardón lo “inusual de la intervención global que implica un proyecto de esta naturaleza, al incluir todo un conjunto de iglesias olvidadas, ermitas y monasterios, así como el modelo seguido para lograr la protección de los sitios culturales en este territorio, revitalizar la memoria inherente a su propio paisaje cultural, a través del trabajo minucioso de un equipo multidisciplinar. El Jurado ha considerado, además, que la aproximación innovadora seguida para sensibilizar a las comunidades de este territorio e implicarlas en la salvaguarda de su propio patrimonio, hace de este proyecto un verdadero ejemplo a nivel europeo”. 

 

La consejera de Cultura y Turismo ha señalado que este premio procedente de la Unión Europea supone un espaldarazo al modelo de gestión del Patrimonio Cultural  impulsado por la Junta de Castilla y León a través del Plan PAHIS de intervención en el patrimonio y del primero de sus planes concretos para intervenir en un territorio, el Plan Románico Norte. 

 

Este Plan nació en el año 2005 con el propósito de realizar la restauración integral y puesta en valor de 54 iglesias románicas del norte de las provincias de Palencia y de Burgos. El proyecto, promovido y financiado por la Junta de Castilla y León, está gestionado por la Fundación Santa María La Real del Patrimonio Histórico y cuenta con la colaboración de la las diócesis de Burgos y de Palencia. Desde su puesta en marcha en 2005, el Plan Románico Norte ha significado la realización de más de 179 actuaciones, lo que ha supuesto una inversión cercana a los ocho millones de euros. Románico Norte ha logrado, además, mantener más de 30 puestos de trabajo directos en el ámbito rural de la Comunidad e incrementar las visitas a la zona.

Paradigma y referente de la intervención en el patrimonio

Alicia García se ha referido a que Románico Norte ha constituido el paradigma y el mejor exponente de la política de intervención en el patrimonio propuesta por la Junta de Castilla y León, en la que se plantea un cambio de estrategia en la gestión de la conservación y difusión de los bienes patrimoniales, que pasa por una política de intervención por territorios frente a la tradicional intervención monumento a monumento, así como por una visión integral y social de los valores del patrimonio frente a una visión meramente técnica o artística del mismo.  

De este modo, se ha logrado potenciar el crecimiento económico sostenible en unas comarcas que atesoran uno de los ejemplos más destacados del románico en toda Europa. La promoción, protección, difusión y puesta en valor del románico está permitiendo aprovechar uno de los activos económicos más sólidos y no deslocalizables del territorio, convirtiéndose en un valioso motor de desarrollo socioeconómico. 

El Plan Románico Norte ha dado un salto cualitativo en la concepción del patrimonio ya que los monumentos ya no se entienden como edificios o bienes aislados, sino como una parte integrante de un territorio, vinculado a una población. Paralelamente a las intervenciones arquitectónicas, el Plan ha incidido en la iluminación ornamental de los templos, la adecuación y reforma de los entornos rurales de las iglesias, en la interacción de los templos con las comunidades y con el paisaje, y en la restauración de un gran número de piezas de arte mueble, que por su carácter popular habitualmente quedan fuera de los grandes programas de conservación.

El Plan Románico Norte también representa una constante apuesta por la innovación, ya que ha sido pionero en el uso de las nuevas tecnologías, tanto para garantizar la conservación preventiva de los bienes patrimoniales como para darlo a conocer a su población. Románico Norte ha constituido el modelo según el cual se han puesto en marcha otros proyectos territoriales de carácter similar: Soria Románica, Zamora Románica y Románico Atlántico, este último en colaboración con la Fundación Iberdrola y con el Gobierno de Portugal. Todos ellos han constituido el Sistema Territorial de Patrimonio Románico de Castilla y León, a través del cual se ha conseguido intervenir en 144 templos con 351 actuaciones mediante una inversión global de 23,8 millones de euros a lo largo de 10 años.

Este galardón se suma a otros reconocimientos con los que cuenta el Plan Románico Norte como la mención especial Europa Nostra 2010 por la intervención realizada en la iglesia rupestre de los Santos Justo y Pastor de Olleros de Pisuerga (Palencia), el Premio AR&PA de restauración 2008, un accésit en los Premios ARQano 2007 o el primer premio y accésit en los Premios de Arquitectura de Castilla y León 2008.

« Ailanes y Villanueva de la Torre, próximas paradas de Románico Norte Románico Norte desarrolla nuevas actuaciones en Palencia y Burgos »