Junta de Castilla y Leon
Junta de Castilla y Leon


200 personas participan en las Jornadas Culturales “Románico Norte”

FOTO

Cerca de 200 personas han participado en las Jornadas Culturales “Románico Norte”, celebradas enValladolid. La Casa Luelmo, sede de la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, ha sido el centro neurálgico de las diferentes actividades programadas para dar a conocer las intervenciones desarrolladas en el marco del Plan Románico Norte, promovido por la Junta de Castilla y León.

Las jornadas han sido la excusa perfecta para hablar de patrimonio, restauración, nuevas tecnologías, turismoorománico. Seis ponencias, dos visitas guiadas a monumentos románicos del entorno de Valladolid ytalleres para un público familiarhan sido las actividades desarrolladas en el marco de las Jornadas Culturales “Románico Norte”.

¿La meta? Acercar al gran público al patrimonio cultural y dar a conocer la filosofía de los Planes de Intervención Territoriales, promovidos por la Junta de Castilla y León. En total 200 personas han participado en las Jornadas y han llenado de vida y actividad la Casa Luelmo.

Entre los ponentes, el director general del patrimonio de la Junta de Castilla y León, Enrique Saiz; el director del Plan Románico Norte, Jesús Castillo Oli; el director de la Fundación Santa María la Real, Juan Carlos Prieto, y los historiadoresJosé Luis Hernando Garrido, Pedro Luis Huerta y César del Valle.

 

Visitas guiadas y actividades en familia

 

La iglesia románica de San Juan Evangelista en Arroyo de la Encomienda y el monasterio de Santa María de Palazuelos en Cabezón de Pisuerga han sido los lugares visitados en esta primera edición  de las Jornadas en Valladolid. Además, medio centenar de jóvenes han participado en los talleres destinados a un público infantil y familiar. Dinámicas basadas en la lectura de cuentos, como “Marcelo el de Revilla”, publicado en el marco del Plan de Intervención Románico Norte, que ha servido para acercar los niños de una forma dinámica y entretenida al mundo medieval.

 

Para que los participantes comprendan mejor el complejo proceso constructivo de un templo románico y sus diferentes fases tuvieron la oportunidad de levantar con barro o plastilina los muros de una iglesia o de fabricar, usando como base botellas vacías, una bóveda de cañón.

Valladolid acogerá las Jornadas Culturales “Románico Norte” »