Junta de Castilla y Leon
Junta de Castilla y Leon


Brañosera

Iglesia de Santa Eulalia

FOTOVista general del templo

Vista general del templo

© Fundación Santa María la Real

El nombre de Brañosera aparece legendariamente ligado a su fuero del 824 que marcaba el inicio de la repoblación.
La iglesia de Santa Eulalia se encuentra dentro del núcleo rural, semioculta entre otras edificaciones. Al oeste del caserío, queda a la izquierda de la carretera que asciende hasta Salcedillo.

 

.

FOTOEntorno de Brañosera

Entorno de Brañosera

© Fundación Santa María la Real

HISTORIA


El nombre de Brañosera aparece legendariamente ligado a su fuero del 824 que marcaba el inicio de la repoblación: et per civitatem antiquam et per illum pandum porquerum et per illas covas regis et pro illa penna robra et per illa foze, via que discurrunt asturianos et cornecanos, et per illum fixum petrizum que est in Valle Verezoso, et per illum cotum medianum;...
 La iglesia de Santa Eulalia se encuentra dentro del núcleo rural, semioculta entre otras edificaciones. Al oeste del caserío, queda a la izquierda de la carretera que asciende hasta Salcedillo.
 El edificio sufrió serias transformaciones a raíz de su voladura durante la revolución de octubre de 1934. Posteriormente reconstruida, conserva aún interesantes restos románicos, sobre todo en la caja de muros y espadaña occidental. Tiene añadido un pórtico de acceso y una sacristía en el lado meridional, así como una edificación doméstica en su cabecera. Su interior está completamente transformado.

FOTOPortada de la Iglesia

Portada de la Iglesia

© Fundación Santa María la Real

ARQUITECTURA


 La fábrica es de buena sillería arenisca, su tono rojizo revela una procedencia local, de la cercana sierra de Híjar. Tiene nave única sin separación de tramos y testero plano. La cabecera se cubre con bóveda estrellada moderna y la nave con artesa de hormigón. En los muros norte y sur se aprecian grandes arcos de descarga de medio punto.
 El ingreso se efectúa a través de un pórtico meridional moderno. La portada románica propiamente dicha, a la derecha del acceso actual y avanzada con respecto al muro, está coronada por un tejaroz sostenido por siete canecillos decorados (con rollo, voluta que remata en bola, acantos y un león). La cornisa posee un motivo ornamental característico entre los escultores de Rebolledo de la Torre: flores cuatripétalas inscritas en el interior de círculos. La triple arquivolta combina dos baquetones, una escocia y hojas de capiteles y molduras.'>acanto. Esta última con claros paralelos en Piasca, Arenillas de San Pelayo, Dehesa de Romanos y una ventana de Moarves. Una línea de cimacio vegetal se prolonga por todo el intradós y el resalte de la portada. Es de hojas entrelazadas y rizadas. Las Detalle de las <acronym title='Serie de arcos abocinados dispuestos de manera concéntrica y superpuestos unos a otros situados sobre las portadas o vanos de la iglesia.'>arquivoltas</acronym>columnas sobre las que se apoya la arquivolta central llevan capiteles zoomórficos: el de la izquierda con una lucha entre un centauro que tensa su arco y un dragón que apoya su garra sobre el lomo del anterior (semejante a otro capitel en el ventanal meridional de Zorita del Páramo); el de la derecha con dos leones afrontados de cabezas giradas y colas recogidas entre las patas (como en Gama). 
 Encima de la portada y enmarcada por columnas acodilladas encontramos una ventana de medio punto. Tanto la arquivolta como el guardapolvo están decorados con hojas de acanto similares a las de la arquivolta central de la portada que apoyan sobre cimacio corrido. El capitel de la izquierda tiene leones afrontados con las cabeza vueltas y las colas bajo las patas, muy parecidos a los de la portada; el capitel derecho, de tipo vegetal, muestra unas sencillas hojas estilizadas con las puntas vueltas.
 La espadaña, remata a piñón y tiene doble vano de medio punto separado por dobles columnas y columnas angulares. La moldura de separación entre los dos cuerpos está decorada con rombos y se prolonga por el remate del hastial. Los capiteles ostentan dragones y temas vegetales muy erosionados. Sus vanos están decorados con chambranas lisas.
 Como anticipaba García Guinea, la iglesia de Santa Eulalia queda dentro de la órbita de Juan de Piasca y de su prolífica escuela, activa durante el último cuarto del siglo XII.
 Navarro testimoniaba cómo la portada -actualmente cegada- estuvo provista de una puerta con recios tablones de roble y alguazas medievales. Igualmente publicó un cliché de una Virgen sedente en madera policromada cuya advocación era la de Santa María la Real. Esta imagen, de fines del siglo XII o inicios del XIII, desapareció tras las revueltas de la década de 1930.
 Sobre un sillar del muro norte apreciamos un nudo laberíntico y en el muro oeste, un águila.
 

 

FOTOPila Bautismal

Pila Bautismal

© Fundación Santa María la Real

PILA BAUTISMAL 
 La pila bautismal, ubicada en una pequeña exedra a los pies de la iglesia, presenta forma troncocónica invertida. Labrada en granito tiene 118 cms de diámetro por 76 cms. de alt. Está dividida en dos registros: el inferior liso y sin decorar, el superior ligeramente resaltado con respecto a la base. En éste se localizan cruces inscritas en el interior de círculos que alternan con motivos vegetales muy estilizados. Todo ello distribuido en compartimentos separados por bandas verticales. Navarro y García Guinea la catalogan como románica, sin embargo, su escueta decoración en cierto modo arcaizante no facilita una datación demasiado precisa.

Autores del texto: José Luis Hernando Garrido - Maria Dolores Fajardo Yuste

Enciclopedia del Románico - Fundación Santa María la Real