Junta de Castilla y Leon
Junta de Castilla y Leon


Memoria Histórica

Ermita de San Bartolomé

FOTOVista General del Templo

Vista General del Templo

© Fundación Santa María la Real

Bustillo de Santullán está situado al pie de la Sierra de Corisa y las peñas de Cildá y San Julián, con un relieve moderadamente montañoso, muy próximo a Villanueva de la Torre y al valle del Pisuerga, cauce que desciende hacia el embalse de Aguilar por los aledaños de Salinas. El pueblo, a la derecha de la carretera que parte de Salinas, se encuentra en una protegida hondonada. La iglesia de San Bartolomé se instala en la pendiente de la ladera, junto a la zona más oriental del caserío.

FOTOEntorno de Bustillo de Santullán

Entorno de Bustillo de Santullán

© Fundación Santa María la Real

Para acceder hasta Bustillo se toma la CL- 626 desde Aguilar de Campoo hasta Salinas de Pisuerga. Allí se elige una carretera local a la derecha que conduce hasta Bustillo de Santullán, Verbios y Porquera de Santullán.

A fines del siglo XIV, Bustillo fue Solariego de los hijos de Juan González Guadiana. En 1515, la vicaría de Bustillo pertenecía a la de S oelmonte, y ambas al arciprestazgo de Aguilar.

El edificio se levanta en sólida sillería arenisca de tonos amarillentos y rojizos, sufrió una reforma completa a lo largo del siglo XVI que enmascaró totalmente la primitiva iglesia románica tardía.
Cuenta con una planta litúrgicamente orientada de amplia nave única, cabecera plana con contrafuertes angulares y dos capillas latera Vjista Interior y Retabloles al norte y al sur intercomunicadas con la nave central por medio de dos grandes arcos de medio punto, de suerte que simula una hipotética cruz latina.
A los pies de la nave se conserva un tramo cubierto con cañón que en origen contó con bóveda estrellada como se deduce por la presencia de cuatro ménsulas angulares, similares a las de la capilla mayor. En ésta última, las claves aparecen profusamente decoradas con motivos vegetales, solares, un angelote, un león y un águila. Las capillas laterales se cubren con aristas y una sacristía medieval adosada al noreste lo hace con cañón apuntado reforzado por cuatro fajones. Además de la sacristía, espadaña y portada, las basas tardorrománicas de las columnas del arco triunfal sobrevivieron también a la fuerte reforma del XVI. Estas poseen anillo superior, escocia y garras vegetales, el resto de los fustes so n ya estriados y rematan en capiteles jónicos.
Una espadaña rematada a piñón se alzó en el hastial occidental, cuenta con tres niveles siguiendo el modelo característico del norte palentino. Al noroeste un cubo rectangular permite el acceso hasta el cuerpo de campanas.

 

 

FOTOPortada

Portada

© Fundación Santa María la Real

ESCULTURA
La decoración escultórica queda reducida a la portada, reaprovechada y desplazada desde el lado meridional de la iglesia primitiva. Está adornada con tres arquivoltas de medio punto, una central de perfil cuadrangular que queda flanqueada por otras dos de baquetón y medias cañas que apoyan sobre columnas de erosionadas basas y jambas esquinadas. Cuenta con guardapolvos de nacela e imposta de baquetón y listel sobre los capitel, sobre la que apoya la carga.'>abacos de los capiteles. Estos se decoran con esquemáticos acantos rematados en crochets de cronología muy tardía, tal vez del primer tercio del siglo XIII. Sobre esta portada se aprecia un óculo y un remate con balaustres del siglo XVIII. Es interesante el retablo mayor del siglo XVII dedicado a la Asunción.

PILA BAUTISMAL
A los pies del edificio, junto a la escalera de acceso a un coro alto, se aprecia una pila bautismal de sección cuadrangular, con semicolumnillas angulares rematadas en capiteles lisos de rudos caulículos superiores. Su peculiar forma de brocal recuerda algunas fuentes claustrales como la del monasterio de Aguilar.

 

Autores del texto: Miguel Ángel García Guinea - José Luis Hernando Garrido

Enciclopedia del Románico - Fundación Santa María la Real