Junta de Castilla y Leon
Junta de Castilla y Leon

Románico Norte

Objetivos

La Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, a través de la Fundación Siglo para las Artes de Castilla y León y la Fundación Santa María la Real-Centro de Estudios del Románico, con la colaboración de las Diócesis de Palencia y Burgos y la implicación de los distintos Ayuntamientos y entidades locales, va a desarrollar en el período 2005-2012 el ambicioso PLAN DE INTERVENCIÓN ‘ROMÁNICO NORTE’ - Merindad de Aguilar de Campoo, que supone la restauración integral de cincuenta y cuatro iglesias románicas (incluyendo ésta a los propios edificios, sus entornos rurales y los bienes muebles que contienen) situadas en el norte de las provincias de Palencia y Burgos, en la parte castellano-leonesa del territorio que en su día constituyó la antigua Merindad de Aguilar de Campoo.

La finalidad primordial del Plan es en sentar las bases de un crecimiento económico sostenible que tenga como motor de desarrollo los principales activos del territorio: Las Gentes, el Patrimonio Cultural y el Paisaje. Para lograrlo, el Plan de Intervención se plantea con seriedad la relación del edificio con su entorno y con las circunstancias que le rodean, buscando métodos para entender el territorio, para interpretarlo y considerarlo también desde una perspectiva estética.
Es evidente pensar que las iglesias románicas objeto de este programa, constituyen la base, el núcleo del desarrollo de cualquier programa artístico, y por tanto deberán estudiarse como protagonistas. Pero, además, hoy junto a estas iglesias, se nos presenta una serie de edificaciones o restos de ellas, tramas urbanas, espacios naturales, etc., que sin haberse concebido con la idea de trascender como referencias artísticas, hoy han perdurado como auténticos hitos monumentales susceptibles de ser valorados. En cuanto a los bienes muebles, la labor de recuperación que se va a llevar a cabo, ofrece la oportunidad de mantener para el futuro numerosas piezas de arte mueble e inmueble en las que se recoge una parte importante de la memoria histórica de esta zona geográfica.

El objetivo del Plan no acaba con la restauración y conservación de las iglesias y sus entornos, sino que se prolonga mediante el establecimiento de mecanismos que protejan y desarrollen estos espacios una vez que el Plan termine: recomendaciones de conservación a párrocos y alcaldes, tramitaciones de la declaración de Bien de Interés Cultural de las iglesias que aún no cuentan con ese estatus son, entre otras, líneas de actuación previstas en el Plan tendentes a lograr una protección integral de todos los elementos incluidos en él.